Argentina Azul

PROYECTO

ARGENTINA AZUL

 Abril 2020  (tiempos de pandemia)

 CARLOS LIONEL TRABOULSI

Frente a la necesidad de encontrar nuevos y serios caminos para generar un presente y futuro de crecimiento económico integral de nuestro país, es que sobre los  6.816 mil kilómetros de costa que se extienden desde el Delta del Paraná hasta la bahía Lapataia en Tierra del Fuego, y los más de 6 millones quinientos mil kilómetros cuadrados de territorio azul, pretendemos elaborar un proyecto nacional que permita integrar la industria y producción arraigada en nuestra sociedad del territorio continental con el denominado territorio azul perfilado hacia una economía verde azul (ecológica y sustentable) que permita la generación de nuevos cientos de miles de puestos de trabajos, divisas y un saneamiento protector del medio ambiente.

Una planificación de abajo hacia arriba donde participen todos los sectores públicos privados y mixtos, nacionales e internacionales, afirmamos que es el camino para llevar adelante por los próximos 50 años una política de estado adecuada a nuestra realidad de país marítimo que hemos pretendido negar sistemáticamente desde hace más de un siglo a esta parte y que a partir de la década del 90 hemos renunciado.

(En la imagen se puede observar el mapa de la Argentina al revés de cómo lo vemos habitualmente, mostrando su base en América Latina y su estructura continentalcomo una gran punta de lanza inserta en el territorioazul)

Somos un país bicontinental y nos merecemos una política de estado perfilado a ello.  No hay forma de construir una política de estado que no sea desde la base de una planificación, autarquía y consenso que permita la proyección más allá de los períodos circunstanciales de gobiernos y donde la política de Defensa Nacional esté presente también con igual característica de perdurabilidad en el tiempo.

Llegó el momento de reinventarnos como país, y sobre la base de la economía azul desarrollar esta nueva visión estratégica(Ver trabajo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación Plan A “La transformación de la Economía Argentina” liderado por Gunter Pauli autor de la Economía Azul año 2017).

Muchos, pero no escuchados enamorados de esta visión estratégica de mirar al mar y defender nuestros recursos y soberanía, han permitido ir sumando experiencia, estudios, conocimientos, proyectos, vivencias y en definitiva un cúmulo de elementos que nos permiten hoy dar el paso necesario hacia la gestión.

Entre los antecedentes recientes de investigación e innovación tecnológica contamos con el Proyecto Pampa Azul 2014 de la Universidad de la Patagonia Juan Bosco y la Ley 27167 del 29 de Julio de 2015.

Convencidos de avanzar en este proyecto es que estamos transitando una primera etapa de concientización, difusión y generación de interés en la sociedad en general y en la incorporación en la agenda pública política de este proyecto a fin de salir de la pandemia económica histórica de nuestro país.  Llegó el momento de defender lo nuestro frenando las políticas de entrega, ocultamiento y entrega.

Es así que he llevadoadelante un ciclo de entrevistas por Instagram live, replicado en Facebook y YouTube (redes sociales)denominado: “Estrategia Argentina Nueva Visión: El Mar”(del 11 de Junio de 2020 al 17 de diciembre 2020).

Esta propuesta de reinventarnos como nación en la construcción de la Argentina Azulno es una cuestión utópica, prueba de ello es que similares experiencias se están llevando a cabo en aproximadamente 70 países entre los que podemos señalar Portugal y Francia. Además es un exigencia histórica basada en las palabras de Manuel Belgrano que expresaba las riquezas del país productor van de la mano del país navegante.

Contamos en nuestra patria con excelente material humano, técnico, científico e intelectual, pero fallamos en la gestión y en la visión estratégica, ya que carecemos de políticos que privilegien la mirada estadista nacional por sobre la mirada electoralista de corto plazo.  Es necesario contar con políticos patriotas que puedan romper los compromisos geopolíticos e intereses económicos corporativos prexistentes y hacer cumplir la Constitución Nacional.

Por estos motivos convencidos que una Nueva República Argentina es posible si la construimos desde una visión distinta,  elaboramos el siguiente plan de trabajo que se centra en los lineamientos adecuados para una “etapa de gestión” imprescindible a fin de poner en funcionamiento armónicamente este proyecto de la Argentina Azul.

 Tenemos cuestiones de intereses argentinos en el mar que debemos terminar de definir y sobre los cuales debemos seguir ejecutando acciones concretas de soberanía, preparándonos ante amenazas y riesgos ciertos que podemos tener por delante y que traerían como consecuencia la pérdida de territorio azul nacional, como así, la redacción de nuevas normas para ser incorporadas al Código Penal y a un Código Marítimo que establezca todas las relaciones jurídicas existentes y posibles para garantizar el ejercicio legítimo de nuestra soberanía y protección del medio ambiente hasta más allá de las 200 millas marinas superando la zona denominada económica exclusiva hasta las aproximadamente 350 millas marinas de acuerdo a la reciente ley 27.757 del 4 de agosto de 2020 y su decreto de promulgación del PEN número 693/2020.

Esta extensión nueva nos aportará minería y explotación de hidrocarburos offshore que requerirá de tecnología adecuada, entre muchísimos otros beneficios.

En cuanto a los recursos vivos, las especies que son de plataforma se denominan “especies sedentarias” y el Estado tiene a partir de esta normativa derechos de soberanía exclusivos para su explotación. Entre las especies más conocidas encontramos la vieira y la centolla, así como también mejillones, almejas, ostras, caracoles, corales fríos, esponjas, erizos de mar, pepino del mar, etc. La importancia de las dos primeras especies mencionadas, de gran valor económico, no ha pasado desapercibida para el Consejo Federal pesquero que, desde el 2008, ha incluido en sus resoluciones áreas de manejo de ambas más allá de las 200 millas.

La Argentina tiene además el derecho exclusivo en su plataforma continental de construir islas artificiales, instalaciones y estructuras, así como el de autorizar y reglamentar su construcción, operación y utilización. También puede, bajo determinadas condiciones, establecer alrededor de ellas zonas de seguridad de hasta quinientos metros.

La reciente creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Islas Georgias y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes por ley 27.558 sancionada el 4 de agosto de 2020 y promulgada por decreto del Poder Ejecutivo Nacional número 694/2020,  es un tibio avance para dar respuesta a uno de estos puntos (defensa de la soberanía), por cuanto carece del perfil de estrategia nacional ante la ausencia del Ministerio de Defensa en su conformación, quedando en un plano meramente diplomático;   pero, es un escalón importante a tener en cuenta.

El territorio Antártico merece especial atención no solo por su reconocimiento de soberanía internacional, la integración cooperativa de Latinoamérica, sino por el ejercicio y reconocimiento efectivo de nuestrasoberanía, pudiendo incrementar las tareas científicas que actualmente se llevan adelante con eficiencia, mayor presupuesto y decisión política, sino avanzar en la generación de desarrollos económicos que tengan que ver con el turismo sustentable y con la explotación de enzimas, tarea biotecnológica y de bioremediasión, teniendo en cuenta que somos el único país que ha patentado el genoma de una bacteria proteica antártica, secuenciado totalmente en 2008, denominada Bizonia Argentinensis proyecto liderado por el Dr. Walter Mac Cormack.

(La imagen muestra el territorio Antártico donde se realizan las investigaciones científicas).

Estudios de ciencia básica podrían en el futuro, con este proyecto, evitar el uso de petróleo, gas natural y otros combustibles en diferentes procesos industriales vinculados con la producción de alimentos, de bioetanol, de plástico, de productos de farmacéutica y de limpieza para el hogar, producciones de base química y muchas otras.

Por otro lado tenemos que hacer una matriz de recursos estratégicos marítimos a los fines de determinar la influencia e importancia de cada uno que le damos dentro del desarrollo y la economía nacional a los fines de establecer prioridades de inversión y ejecución.

Petróleo y gas;  Energía oceánica,  marina, eólica y solar; hidrógeno; Pesca, acuicultura y maricultura;  Minerales marinos;  tierras raras;  Algas y micro algas; cultivo de vegetales marinos; Industria naval mercante nacional fluvial y de ultramar;   Industria naval de seguridad nacional;  Industria aeronáutica de defensa, control, salvamento y logística (aviones, helicópteros para diversas actividades);  industria espacial;  Logística e infraestructura portuaria;  desarrollo industrial en general y en particular la tecnológica, metalmecánica y metalúrgica, empresarial, comercial y urbana destinada a estos fines marítimos y fluviales, economía azul (emprendedores ecológicos).  Un punto especial merece la industria científica médica farmacológica y cosmética.

Hay estimaciones técnicas que determinan un potencial económico de estos sectores, de llevarse adelante un desarrollo adecuado, para los próximos 20 años de 250 mil millones de dólares de valor agregado con una capacidad laboral mínima directa de unos 200 mil puestos de trabajo en un escenario absolutamente conservador.  Esto implica ingresos de más del 45% del PBI pudiendo incrementarse en un escenario activo y optimista a más de 4 billones y medio de dólares acumulados en 20 años con una capacidad de empleo directo de un poco más del millón de personas. Pudiendo estos números de ocupación multiplicarlos por 5 si tenemos en cuenta todas las actividades anexas a las principales. Pensemos que hoy el mar solo aporta aproximadamente el 1,5% del PBI.

Es esencial desde el campo diplomático a fin de terminar con la depredación de nuestros mares, el avance de potencias extra continentales, como es el caso del Reino Unido, España, China, Corea, etc,  generar encuentros y acuerdos con los países del Mercosur, con los países limítrofes en particular y con los países del continente africano de la costa occidental, a fin de delimitar reglas de cuidado ambiental y protección del Atlántico Sudoccidental.  Construir y llevar adelante una nueva doctrina que garantice la paz en el Atlántico Sur: “EL ATLANTICO SUR ES DE LOS PUEBLOS DEL SUR”.  Asimismo es esencial unir todos nuestros puertos sin necesidad de tener que recalar en puertos de terceros países como es el caso del puerto de Montevideo.

La Argentina necesita recuperar su soberanía plena en la interconexión marítima uniendo los ríos y mares, para lo cual es esencial avanzar con el proyecto de realización del canal Magdalena, que nos permitirá unir todos nuestros puertos y el respeto a nuestra ley de transporte de cabotaje con barcos de bandera nacional, que hoy por las razones anteriormente expuestas se hacen bajo bandera de conveniencia.

El territorio azul latinoamericano debe ser de los pueblos del sur, áreas de paz y explotación sustentables y respetando la biodiversidad y medio ambiente, como así la perdurabilidad de los recursos ictícolas.  Una estrategia diplomática agresiva de unidad en la necesidad del resguardo de las naciones del sur del planeta merece tomar decisiones de estas características donde nos encuentren en el camino común de trabajo, investigación, explotación, cuidado y respeto soberano, que conllevará asimismo la denuncia, revocación, derogación o dejar sin vigencia acuerdos, tratados y leyes que afectan directamente la soberanía argentina.

Esta acción diplomática debe ser acompañada con una política de estado de Defensa Nacional donde se destine un 1,5% mínimo del PBI a los fines de ser destinados al equipamientos con incorporación de tecnología y conocimiento de nuestras fuerzas armadas que permitirán el cuidado y desarrollo de nuestros intereses nacionales en el mar.  Una planificación a 20 años nos garantizaría un conjunto de destructores, submarinos, barcos de ataque y defensa, aviones de ataque, helicópteros, armamento terrestre de última generación adecuados para proteger y desarrollar nuestros intereses y recursos como así recuperar el ejercicio pleno de nuestra soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias, Sándwich del Sur y territorio y mares circundantes proyectados a la Antártida, en cumplimiento de nuestra Carta Magna por medio “del derecho Internacional”.

En este proyecto,  la Educación, la concientización sobre nuestros intereses en el mar argentino y el conocimiento de nuestros recursos marítimos son esenciales, debiéndose generar  una incorporación en las currículas escolares de primaria, secundaria y terciarios, materias que permitan fijar estos conocimientos.  No solo la tecnología incorporada es esencial sino la orientación en los nuevos planes de estudio.  Es cierto que muchos empleos dentro de un futuro cercano se crearán que hoy no conocemos ni nos imaginamos, pero también es cierto que hay otros que de la mano de la tecnología debemos aprenderlos y no dejarlos en manos de otros países para que los usufructúen.  El conocimiento es el camino del siglo XXI que como nación debemos abrazar siendo una industria que está al alcance de nuestras nuevas generaciones.

La vida comenzó en los océanos y debemos en consecuencia volver a esa esencia permitiendo que una industria farmacológica y cosmética le garantice a las personas calidad de vida.

La Persona Humana puede recuperar su salud en el mismo lugar donde tuvo su origen.  La vida comenzó como decíamos en los océanos y allí encontraremos la solución a las grandes enfermedades que azotan la vida de la civilización.

Tranquilizantes, antibióticos, anestésicos, anticancerígenos, antirreumáticos y artríticos, revitalizantes, respuesta a problemas neuronales, inmunológicos, respiratorios, neumológicos, etc., se encuentran en potencia en la biodiversidad marina y sus habitantes.

Las propiedades medicinales y curativas de la vida marina son más poderosas en general que las que tienen la fauna, minerales, flora, etc de la tierra.

Hace años en el mundo la comunidad científica está mirando al mar, a su flora y fauna para encontrar respuestas a muchas de las enfermedades que todavía hoy no le hemos encontrado solución.  La inmensa extensión de la plataforma continental, su profundidad y la extensión marina del territorio argentino permite tener un escenario de los pocos del planeta para llevar adelante estas investigaciones y logros en el área de la medicina curativa, regenerativa y paliativa, como así profundizar el desarrollo en la industria cosmética.

Siempre la regla general y a la que no debemos descuidar y a fuerza de ser tediosos debemos recordar, es la del cuidado del medio ambiente.  Toda la actividad que hagamos debe estar limitada en la sustentabilidad y desarrollo de las diversas especies y del cuidado de la biodiversidad marina.

Animales marinos, distintos crustáceos, estrellas de mar, las gorgonáceas, algas, bacterias, enzimas, microorganismos, etc. se encuentran en nuestros océanos.   Hay más de 500 mil especies de animales y vegetales en las aguas marinas lo que dificulta su investigación.  Pensemos que a la fecha podemos decir que un 5% de ese continente ha sido desentrañado por el ser humano.

Los laboratorios se han trasladado al mar. No solo se estudian las algas: miles de bacterias y microorganismos del fondo de nuestros mares poseen un increíble poder exterminador sobre las células cancerígenas.

Dos ejemplos que nos muestran el increíble poder curativo del mar: la estrella de mar posee cualidades anticancerosas y en las gorgóneas, invertebrados de la misma familia que las hidras o medusas que habitan en los mares del Sur, se hallan numerosos extractos antimicrobianos y antitumorales que actúan, asimismo, sobre la leucemia.

El agua de mar también es utilizable para la salud humana. Baños con sal marina;   Agua y sal: todos los remedios en baños, duchas, gárgaras y vahos.

Sabemos que los océanos contienen una biodiversidad muy superior a la de la tierra, y su exploración desde el punto de vista de búsqueda de nuevos compuestos químicos apenas se ha iniciado.

El futuro de las medicina marina pasa por el empleo de sofisticadas técnicas moleculares, genómicas, celulares, robóticas y hasta bioinformáticas. Pero la mejor noticia es que la comunidad científica en pleno está de acuerdo en que solo ha explorado la punta del iceberg del potencial existente.

A fuerza de ser reiterativos debemos dejar grabado a fuego: “La vida comenzó en los océanos y siguiendo una lógica natural será el mar el que nos devuelva la salud”.

Todos sabemos que el agua de mar es una fuente natural de minerales naturales gracias a su salinidad. También sabemos que existen lugares donde dicha salinidad y concentración mineral es más intensa que en otros y eso se debe a varios factores medio ambientales y geográficos.

Lo que pocos conocen es que el agua del mar no solo tiene propiedades terapéuticas en nuestra piel y en nuestro estado de ánimo, sino que si la ingerimos también tiene propiedades alcalinizantes y curativas en nuestro organismo.

Es muy importante saber que no se debe ingerir el agua de mar sin antes haber sido tratada y micro filtrada, eliminando de esta forma toda materia orgánica en ella, así como cualquier trazo de impureza que puede contener debido a su exposición con el medio ambiente de donde se obtenga el agua.

Es lógico pensar que cuanto más virgen sea el sitio y de mayor profundidad: el agua será más limpia y con pocos o nulos contaminantes. Acá otra industria para desarrollar: El agua de mar para consumo humano.

Párrafo aparte merece la necesidad de la incorporación de la mujer en el sector dándole un impulso a su participación en el desarrollo económico productivo industrial y de servicios marítimos y fluviales.  Es un área donde el varón siempre ha tenido protagonismo y estos tiempos merecen que la mujer asuma un rol co protagónico con el varón, para juntos entrar a la fascinante aventura del mar y sus riquezas.  La proyección de la mujer en el mar genera desafíos que el sector debe afrontar y dar respuesta desde la capacitación para los lugares de conducción como las adaptabilidades de los transportes marítimos y fluviales a las mujeres, entre otros cambios más ambiciosos.

Finalmente no podemos dejar de tener en cuenta y empezar a transitar una de las materias pendientes que tiene la Argentina, que es causa esencial del estancamiento en el crecimiento económico, que es la ausencia de una POLÍTICA POBLACIONAL.  Debemos aspirar a una población mínima de 100 millones de habitantes, siendo esta oportunidad histórica de llevarse adelante este proyecto propuesto, de diagramar en forma armónica y descentralizada a lo largo y ancho de nuestro territorio continental a la población, estableciéndose políticas de estímulo de crecimientos familiares y de radicaciones descentralizadas de las grandes urbes. Necesitamos duplicar la cantidad de connacionales mínimamente.

Junto con esta política poblacional se irán disminuyendo paulatinamente los subsidios que hoy en la Argentina representan unos ciento cincuenta mil millones de dólares y varios millones de personas que carecen de la cultura del trabajo, ya que quienes carecen de trabajo y son subsidiadas tendrán obligación y preferencia para la capacitación e instalación en nuevas ciudades inteligentes y/o comunidades solidarias de autoabastecimiento y producción que se instalarán a lo largo de la costa de nuestro país.

Matriz productiva e industrial integrada por el conocimiento, campo y mar es el trípode de la nueva argentina.  El fondo marino es la conquista urgente que el ser humano debe llevar adelante, incluso siendo prioritaria ante el interés de la conquista del espacio.  El fondo marino y sus recursos determinarán la importancia y supremacía de los países en un contexto geopolítico.  Hoy se conoce muy poco o nada de las grandes profundidades del mar, la Argentina cuenta con la materia prima debemos desarrollar los instrumentos adecuados para ser pioneros en esa carrera con fines de conocimiento, científico, obtención de recursos y de paz.

El presente es de la juventud, el futuro de los argentinos, el camino es la nueva visión estratégica, el protagonismo del mar. 

Es necesario para empezar a desarrollar este proyecto el dictado en el Congreso de la Nación de la Ley de Creación de  la “AGENCIA NACIONAL DE INTERESES Y RECURSOS ESTRATÉGICOS MARITIMOS Y FLUVIALES(ANIREMYF)”, debiendo contar con el consenso de los distintos bloques partidarios, a fin que se convierta en una política de estado y no una ley más para integrar los anales legislativos que luego caen en el desuetudo.

La Agencia que deberá ser un órgano autárquico con presupuesto propio y posibilidad de generar mercados de capitales destinados a los objetivos del desarrollo del proyecto tendrá como objetivos:  Elaborar, planificar, desarrollar y ejecutarla exploración, explotación, fortalecimiento, producción, incorporación de valor agregado, logística y desarrollo industrial naval, aeronaval, terrestres, científico y tecnológica de los recursos e intereses marítimos, como así desarrollo terrestre de industrias, empresas, comercios, servicios, emprendedores, ciudades a los largo de la costa argentina.  Coordinar con todos los organismos y áreas públicas y privadas nacionales e internacionales que puedan tener relación con dichos objetivos en la consecución de los fines propuestos. Garantizar a través de regulaciones y normativas la sustentabilidad jurídica y ambiental en el tiempo del océano, mar, ríos y costas, a fin que las actividades a desarrollar puedan efectivizarse sin afectar el valor social y ambiental de las aguas, previendo el calentamiento global con sus consecuencias y sin disminuir ni alterar el potencial económico de los otros sectores industriales y productivos de la vida nacional.

La Agencia será la autoridad nacional de planificación, ejecucióny control del proyecto Argentina Azul en su integralidad.

TRABAJOS A GESTIONAR POR LA AGENCIA:

 Descripción General:

Adecuación y contratación de recursos humanos para las funciones a desempeñar en el territorio marítimo para el cumplimiento de los fines que surgirán de la planificación.

Plan de publicidad, concientización e involucramiento nacional;

Incorporación del tema Argentina Azul en los debates obligatorios de los candidatos a diputados, senadores nacionales y Presidentes;

Plan educativoy capacitación integral y regional;

Plan de promoción y desarrollo emprendedores en el área alimentación y gastronomía.

Aggiornamiento y Ejecución del plan de integración territorial continental y marítima (Ushuaia y Tierra del Fuego la Ley 26.776) como así del Plan Estratégico Territorial (I y II) ya elaborado en 2011 por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, privilegiando el transporte marítimo.

Plan integral de comercio exterior y flete mercante nacional; Creación de Consorcios Regionales constituidos como empresas de comercio exterior de propiedad de los productores y emprendedores;

Sistemas de rutas fluviales (hidrovías)  que se sumen a la actual Paraná – Paraguay por ejemplo la hidrovía continental Bermejo, Desaguadero, Colorado, etc.  Creación de un sistema integrado hídrico Nacional.

Plan integral de ejercicio efectivo de la soberanía marítima y fluvial como así de su interconexión e integración. Concreción del Canal Magdalena.  Desarrollo de los puertos multipropósitos.  Sistema colaborativo con países de la región;

Plan de desarrollo y construcción naviera mercante, defensa, aeronáutica, submarina y científica dentro del marco de una política de estado de Defensa Nacional.

Plan de emprendedores en el marco de la economía azul relacionado al océano, mar y ríos;

Mapa de recursos en ríos, mar y océano.  Cartografía integral antártica;

Plan de desarrollo urbano, industrial, comercial y de transporte multimodal del territorio costero en forma longitudinal, transversal y radial;

Plan de sistema de comunicaciones y movilidad;

Plan de resguardo ambiental con el control y transformación de los residuos cloacales e industriales y respuesta a las especies exóticas y/o invasoras.

Plan de potabilización de agua salina;

Costo de las inversiones a realizar;

Período de retorno de la inversión y su tasa interna de retorno;

Viabilidad económica de la explotación de los recursos sobre la base de diferentes escenarios tecnológicos y de precios;

Impacto indirecto de la actividad en otros eslabones productivos nacionales en término de nivel de actividad, empleo y transferencia de tecnología e innovación;

Padrón de posibles aportantes de capital, tecnología y logística del sector privado nacional e internacional;

Creación de mercados de capitales azul, definiendo formas de captar capitales privados destinados a esta tarea de desarrollo de nuestros ríos, mares, océano, costas e infraestructura en general.

Impulso a la actividad investigativa, innovación tecnológica y descubrimientos científicos para el desarrollo en su integralidad de los recursos marítimos y costeros.

Plan de desarrollo de la industria aeroespacial relacionada con la actividad marítima y fluvial;

Reformulación de la matriz energética Argentina (ley 26.190/27.191 su revisión);

Impulso y desarrollo a la industria farmacológica y cosmética;

Impulso y desarrollo de la industria turística y deportiva costera, fluvial y marítima;

Desarrollo y promoción de los puertos provinciales y sus nucleamientos regionales para el desarrollo y la comercialización de la producción local.

INDUSTRIA NAVAL

Elaborar un mapa situacional de ocupación estratégica naval que garantice la soberanía y la inviabilidad económica del Reino Unido de mantener la ocupación de las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur y sus zonas circundantes marítimas.

Identificar las necesidades en materia de embarcaciones de las actividades asociadas al río, mar y ultramar para el aprovisionamiento a través de la industria nacional y desarrollar adecuadamente la marina mercante nacional fluvial y de ultramar;

Articular la exploración científica con el desarrollo de la industria naval;Industria Naval 4.0;  Conocimiento, tecnología e innovación en todos sus niveles al servicio de la construcción naviera para garantizar mayor rapidez, eficiencia y cuidado del medio ambiente en el transporte marítimo y fluvial en todos sus usos y modalidades.

Definir los segmentos de especialización en los que industria podría abastecer la demanda científica y productiva;

Emprender la renovación y el mantenimiento de la flota nacional de investigación involucrando a la industria y a las instituciones locales.

Adquirir capacidades tecnológicas para la construcción de embarcaciones de mediano porte y la producción de equipamientos y subsistemas avanzados de última generación. Preparando y promover la capacidad para la construcción de naves de gran porte. Generar y subvencionar las condiciones para la sustitución de importaciones en las piezas necesarias para la construcción de buques, anfibios y elementos marinos.

Impulsar desarrollos ingenieriles para embarcaciones de observación turística (cascos con fondos vidriados, submarinismo recreativo, navegación polar, etc.);

Diseñar y construir  plataformas multipropósito para investigaciones off shore.

Reactivar e impulsar astilleros Tandanor, Comandante Storni y Río Santiago, a los fines de la fabricación de lanchas, embarcaciones de ultramar y submarinos con armamento para el control de las costas y las millas de nuestra plataforma marítima, como así hacer un plan de desarrollo de nuevas naves de mar o submarinas para la protección de nuestra soberanía.

Elaboración de un mapa de capacidad productiva nacional instalada  para cubrir las necesidades que surgirán de los ítems anteriores y proyección de nuevos actores del sector de ser necesario a fin de impulsar la reactivación del sector de armadores navales elaborándose planes quinquenales y/o decenales.

INDUSTRIA AERONAVAL:

Impulsar el desarrollo de tecnología y fabricación de aeronaves y helicópteros que puedan cumplir los diversos fines requeridos para el desarrollo de todo el plan estratégico marítimo desde las funciones de transporte civil, turísticas, científicas, productivas, de seguridad y de defensa.

Impulsar la reactivación de la industria aeronaval con asignación de trabajo en planes quinquenales y/o decenales.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL E INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

Desarrollar un plan de aplicación de la inteligencia artificial al desarrollo y explotación sustentable de los recursos marítimos.

Desarrollo de dispositivos nacionales para el control y seguimiento de los buques pesqueros ilegales como así el control adecuado de la soberanía marítima.

Desarrollar e implementar un sistema que recolecte automáticamente los datos de posición, velocidad y dirección de los buques, filtre los resultados de acuerdo a los criterios fijos (zona de veda, tipos de arte de pesca, etc.) y genere alarmas cuando se cumplen condiciones que se contrapongan con la reglamentación.

Desarrollo de comandos y controles de navegación y radares nacionales.

Dar activa participación a INVAP y al INTI.

INDUSTRIA FARMACOLÓGICA Y COSMÉTICA

Promover desde el Estado la investigación científica y elaboración de distintos productos y medicamentos a partir de la fauna y flora de nuestro mar, destinados a la curación de enfermedades y mejoramiento de la calidad de vida del ser humano.

Asimismo impulsar la investigación y desarrollo de productos naturales destinados a la cosmética de las personas.

Generar líneas de créditos y promover subsidios internacionales, como así herramientas financieras locales destinados a dichos efectos.

INDUSTRIA PESQUERA

Garantizar la sustentabilidad ambiental de la industria pesquera.

Diseñar e implementar tecnologías que disminuyan el impacto de la pesca incidental y preserven la sustentabilidad de los caladeros nacionales. Aumento de la logística y recursos humanos del INIDEP.

Establecimiento de medidas de carácter positivo para los armadores y responsables que carezcan de ilícitos y sanciones a los fines de beneficiarlos e incentivarlos al cumplimiento de las normas,  como por ejemplo con el otorgamiento de desgravaciones parciales, incremento de cupos de pesca, asignaciones de mareas, entre otras.

Generación de sistemas sumariales que sean ejecutivos, con plazos de notificación céleres y ejecuciones eficientes de las sanciones.

Desarrollo a gran escala de la acuicultura de mar y de río, desarrollando un mapa de los mejores lugares para la instalación de los emprendimientos y las distintas especies comerciales para el mercado interno e internacional.

Desarrollo de emprendimientos destinados a la alimentación de peces sin necesidad de recurrir a la fauna ictícola como por ejemplo el proyecto de larvas de mosca.

Apoyo tecnológico por parte de los distintos organismos públicos, como así subsidios o préstamos blandos para el sector;

Impulsar el desarrollo de productos y procesos orientados a incrementar el valor agregado de la producción pesquera.

Incentivar el desarrollo de tecnologías para la valorización de los residuos pesqueros, tanto a nivel primario como del procesamiento industrial.

Protección de las especies ictícolas (cardúmenes migratorios) más allá de las 200 millas marinas con fundamento en la CONVEMAR.

Legislación y utilización pesca de descarte.

Nueva regulación legislativa penal y creación de código marítimo.

INDUSTRIA ALIMENTARIA Y GASTRONÓMICA

Capacitación, generación y promoción de emprendimientos de producción alimentaria con orientación a la exportación de países asiáticos consumidores de productos del mar desarrollando una industria espejo al campo por ejemplo chacinado y embutido de pescado y frutos del mar, en la inteligencia de uso completo sin desperdicio de las especies de agua salada y agua dulce.

Capacitación, generación y promoción de gastronomía con pescados y productos del mar y ríos.

Capacitación, generación, innovación en la fabricación de alimentos elaborados con productos del mar y ríos.

ENERGIA RENOVABLE, FOSIL Y MINERIA

Elaborar proyecto de sustitución progresiva  de la energía convencional por la energía renovable no contaminante, como la mareomotriz, de olas de rompientes y derivadas del océano ampliando la matriz energética actual.

Adecuación de la matriz energética a las posibilidades de la energía marina, eólica y solar a fin de lograr una mayor limpieza de la energía destinando los combustibles fósiles para exportación.

Desarrollar la energía producto del hidrógeno.  Hay que trabajar en un proceso de modificación de la ecuación de la matriz energética logrando que en los próximos 20 años accedamos a un 40% de combustibles y energía fósil y un 60% de combustibles y energía renovable, tratando de llevar a la mínima expresión el uso del carbón.  Si bien la Argentina tiene una incidencia del 0,6% en la emisión de gases que producen el calentamiento global debemos no solo disminuir ese porcentaje sino especialmente convertirnos en proveedores mundiales de energía limpia y renovable.

Elaborar mapas de potencial energético, relevamiento de mareas y establecer localizaciones apropiadas para realizar ensayos pilotos.

Realizar los correspondientes estudios de impacto ambiental marino-costero en los sitios identificados.

Consolidar capacidades ingenieriles y tecnológicas en las instituciones patagónicas impulsando la formación especializada.

Construir prototipos de turbinas u otros artefactos para su evaluación en canales de pruebas y en condiciones de mar. Utilización de las ondas y olas marinas en proyección al abastecimiento energético que requiere la Argentina en los próximos 20 años.

Equipar al buque oceanográfico «Austral» con el instrumental necesario para la adquisición sistemática de datos geológicos y de prospección sísmica y construcción de nuevos buques científicos de armado nacional.

Desarrollar infraestructuras e instrumentos de medición para el estudio de yacimientos de gas somero y de hidratos de metano.

Encarar el desarrollo y la fabricación nacional de instrumentos de muestreo y exploración del subsuelo marino.

Efectuar la prospección sistemática de nódulos polimetálicos y de minerales de interés económico y en las áreas con mayor potencialidad geológica.

Efectuar un relevamiento de los recursos minerales marinos tomando al manganeso y litio como el posible centro del trabajo y las tierras raras.

Efectuar un proyecto de desarrollo industrial y productivo de los recursos mineros.

Petróleo y Gas determinar el rol de YPF en la exploración offshore;  sustitución de combustibles y formas de energía para los buques y anfibios más amigables con el medio ambiente.

Determinar criterios de asignación de los bloques de exploración, vetando a las empresas del Reino Unido e Irlanda del Norte o sus asociados hasta tanto no se reconozca la soberanía plena argentina en Malvinas e islas del Atlántico Sur;

Involucrar a proveedores y capitales nacionales en la industria dando prioridad frente a actores internacionales;

INSTRUMENTAL DE DETECCION Y MEDICION

Generar prototipos y ensayos piloto de sensores de medición de conductividad, temperatura, presión y flujo de corrientes.

Desarrollar sistemas de interfaz entre sensores, sistemas de comunicación y plataformas autónomas y tripuladas.

Establecer un sistema de calibración confiable que asegure la calidad de los datos obtenidos.

Desarrollar aplicaciones informáticas para el turismo costero patagónico, incluyendo paquetes informativos y de geolocalización para las áreas relevantes.

TURISMO

Impulsar rutas de turismo científico, educativo, histórico (incluyendo deportistas, científicos, políticos, etc.),  arqueológico valorizando los sitios de interés, las Reservas Provinciales y los Parques Nacionales situados en la costa argentina.

Impulsar rutas de turismo náutico, deportivo, de aventura, de producción y recreativo.

Construir un centro de referencia antártico y un acuario sub-antártico en la ciudad de Ushuaia. Encarar el diseño de un acuario regional en la ciudad de Madryn. Impulsar los acuarios existentes en el resto del país.

DEPORTES:

Impulsar y desarrollar el deporte de agua en nuestras costas, ríos y mar.

Elaborar un plan de infraestructura que permita el desarrollo de las distintas actividades náuticas y fluviales.

Estudiar y elaborar proyectos de adaptación de lugares puntuales de la costa Argentina para poder introducirla en los circuitos de competencia mundiales de diversas disciplinas.

INFRAESTRUCTURA:

Puertos:  reconvertir los puertos fluviales y de mar en multipropósitos, donde fuera posible, para permitir las exportaciones e importaciones regionales;  adecuación de los mismos a las nuevas tecnologías y necesidades operativas.  Instalación de nuevos puertos y modernización de los existentes.

Elaboración de un plan de instalación de comunidades solidarias de autoabastecimiento y producción o ciudades inteligentes, a lo largo de la costa argentina que permitan dar sustento a determinados negocios relacionados con la explotación marítima;

Elaboración de un plan de instalación de servicios para satisfacer la demanda productiva fuera de las áreas de las comunidades solidarias o ciudades inteligentes, en particular puertos ya existentes.

Elaboración de una diagramación de parques industriales.

Diagramación de conectividad y comunicación de última generación.

RECICLADO:

Diagramación y desarrollo de la actividad del reciclado como una actividad industrial,  de todo tipo de basura costera y marítima tanto de superficie como del lecho marino, sólidos, blandos y húmedos, para garantizar la sustentabilidad ambiental y generar un espacio de ocupación laboral con influencia en distintas áreas de la producción nacional.

Promoción de emprendedores en el uso de los resultados del reciclado para la fabricación de todos aquellos elementos que puedan ser adecuados.

Desarrollo de sistema de recolección de basura fluvial y marítima (Ej. El Interceptor desarrollado por la empresa TheOceanCleanup) y sistemas apropiados de higiene y prevención  que impidan el traslado de especies invasoras o exóticas en los buques o mitiguen esos traslados.

EDUCACION:

Promoción y generación de carreras técnicas, terciarias y universitarias públicas  relacionadas con el presente proyecto con pasantías obligatorias durante la carrera y con cupos de ingreso laboral una vez obtenidos los títulos respectivos.

En particular carreas como arquitectura naval, ingeniería naval, ingeniería aeronáutica, ingeniería en sistemas y robótica,  oceanografía, practicaje y gestión de buques,  licenciaturas en gestión ambiental marítima y fluvial;  Ingenieros en inteligencia artificial y elementos de navegación;  Licenciatura en administración y gestión pública marítima y fluvial;   licenciados en administración de puertos; licenciaturas en comercio exterior;  Licenciaturas en Turismo fluvial y marítimo; licenciatura en capitanías y marinerías; ingeniería pesquera y licenciatura en pesca y en procesamiento;  licenciaturas en reciclados e industrialización;  entre otras.

ARMADA ARGENTINA Y PREFUCTURA NAVAL:

Promocionar el ingreso y capacitación de personal para cubrir las áreas producto de una planificación que determinará la cantidad de nuevas naves y lugares operativos a cubrir en las tareas específicas de patrullaje, prevención, auxilio y defensa en nuestro territorio azul y vías fluviales en sucesivos planes quinquenales.

Repensar la estructuración y funciones de las fuerzas para evitar superposición de funciones y gastos innecesarios, buscando la eficiencia de cada una de estas fuerzas y su fortalecimiento en sus tareas específicas en beneficio de la soberanía nacional.

INTEGRACION TERRITORIAL CONTINENTAL Y MARITIMA

Cumplimiento de la Ley 26.776 que define como política de Estado la integración física del territorio continental con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, sancionada el 31 de octubre y promulgada con fecha 19 de noviembre de 2012.

Por Decreto 2217/2012 se promulgó la Ley 26.776 que define como política de Estado la integración física del territorio continental con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

La Ley dispone además la continuación de la Ruta Nacional Nº 40 en el territorio de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. El Poder Ejecutivo nacional –agrega-, a través de la autoridad de aplicación, realizará el estudio de factibilidad, apertura de traza, demás estudios requeridos de la Ruta Nacional Nº 40 y su ejecución en el territorio de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. La misma comunicará las ciudades de Río Grande y Ushuaia.

Se establece la conexión marítima entre la provincia de Santa Cruz y la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, a través de buques portarodante.

El Poder Ejecutivo nacional, a través de la autoridad de aplicación –agrega-, realizará el estudio de factibilidad, demás estudios requeridos para la conexión marítima y su implementación entre los puntos operativamente más apropiados en orden a la menor distancia posible.

Los estudios previstos en la ley se iniciarán en el plazo de 60 días de su promulgación y se autoriza al Poder Ejecutivo nacional a readecuar las partidas presupuestarias para cumplir con la presente ley.

De todo esto nada se hizo y hay que avanzar dentro de una planificación general que incluya también todo el estudio de la integración por vías terrestres y fluviales del país con salidas cercanas a puertos multipropósitos, núcleos urbanos y vinculación con países limítrofes (Ver plan estratégico territorial catalogado en el 2011 del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios –PET).  El desarrollo del transporte multimodal es básico para una respuesta eficiente a las necesidades del crecimiento argentino.

Debemos asimismo abrir un debate para establecer cuál será nuestras políticas de alianzas bilaterales y/o multilaterales para garantizar los recursos y soberanía marítimos sobre todo nuestro territorio azul incluyendo Malvinas, Georgias, Sándwich del Sur, adyacencias y territorio antártico y sus adyacencias con miras al vencimiento del tratado antártico.  Las propuestas esbozadas en este trabajo son orientativas pero la apertura a la escucha y análisis de las mejores salidas está abierta, teniendo siempre en cuenta la soberanía y desarrollo nacional.

La Argentina tiene un importante bagaje de estudios y más estudios en distintas áreas de gobierno, en despachos y comisiones de trabajo, en los escritorios de los legisladores, en universidades y centros de estudios, en organismos especializados, y los lugares menos pensados, reafirmando la capacidad, profesionalismo, creatividad e intelectualidad de los argentinos, más nos vamos en palabras, porque el problema es quien puede reunir y coordinar toda esta sabiduría y a partir de un consenso ponerlo en marcha.  Hace falta una dirección política técnica concreta que no esté sujeta a los vaivenes políticos electorales.  La Argentina siempre fracasa por privilegiar la individualidad por sobre el equipo.

Es ésta la clave del éxito de este proyecto que denominamos Argentina Azul,formar un equipo de trabajo con liderazgo, ajeno a las urgencias electorales bianuales, que se convierta en una política de estado.  Está todo por hacer.  Manos a la obra compatriotas.

Democracia Cristiana

Combate de los Pozos 1051 (1222) Ciudad Autónoma de Buenos Aires Reuniones Junta Ejecutiva: Jueves 20:00 hs. Correo electrónico: info@democraciacristiana.com.ar Teléfono: (11) 7503-4963
junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Visitanos