Nuestra Historia

Nuestra Historia

PARTIDO DEMOCRATA
CRISTIANO DE ARGENTINA

SU HISTORIA

Con sentido de organización el antecedente más remoto y directo del PDC es el “Club Católico”, fundado por Félix Frías en 1877, rebautizado en 1883 con el nombre de Asociación Católica de Buenos Aires.

En 1884 fue fundada en Argentina la Unión Católica que surgió de un Congreso que el catolicismo realizó en Buenos Aires, en agosto y septiembre de ese año. Intentaron organizarse como partido con motivo de la promulgación de la Ley 1420, de Educación Común, que introducía la enseñanza laica en las escuelas, manifestando su oposición al gobierno de Roca.

En la Unión Católica militaron José Manuel Estrada y Pedro Goyena, ambos fueron diputados nacionales por el nuevo Partido, a partir de 1886. No obstante, la Unión Católica no prosperó como partido político, y la mayoría de sus miembros integraron a partir de 1890 la Unión Cívica.

Luego de que el Papa León XIII diera a conocer la encíclica Rerum Novarum, el sacerdote Guillermo Grote fundó en 1894 los Círculos de Obreros Católicos. Con ellos organizó un periódico “La Defensa”, que más tarde fue sustituido por el diario “El Pueblo”, que se editó hasta 1960, en los que difundía los Principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

En el año 1902, el padre Grote fundó la Liga Democrática Cristiana. En 1911 se transformó en Unión Democrática Cristiana. Ésta se disolvió en 1919 y a principios de la década de 1920, se reunieron nuevamente los integrantes de la ex Unión Democrática Cristiana, bajo el nombre de Unión Democrática Argentina.

En 1927 se formó el Partido Popular, que sostuvo el voto femenino, la libertad de enseñanza y el reconocimiento jurídico de las organizaciones sindicales. Las posturas nacionalistas surgidas por imitación de lo ocurrido en Italia con Benito Mussolini que apoyaban la implantación de un régimen corporativo provocaron la división del Partido Popular y su disolución. Fue entonces cuando los nacionalistas católicos apoyaron al semanario “La Nueva República”, opositor al gobierno radical, y se produjo un golpe militar dirigido por el general Uriburu, que derrocó a Yrigoyen el 6 de septiembre de 1930.

En esta década los católicos democráticos, otra de las alas del Partido Popular, se reagruparon con la fundación de la Acción Católica Argentina (1931). En 1932 asume la dirección de la revista Criterio monseñor Gustavo Franceschi.

Con la visita a la Argentina de Jacques Maritain en 1936 se difundió su pensamiento, tarea emprendida anteriormente por monseñor Gustavo Franceschi y monseñor Octavio Derisi. El pensamiento de Jacques Maritain, fortalece el pensamiento político de los demócrata cristianos, sostiene que el hombre no es solamente un individuo, sino una persona que está vinculada a Dios, y en su dirección realiza todas sus posibilidades. Bajo este precepto el hombre, que es anterior a la sociedad, no puede quedar absorbido por ella, ni por ninguna de sus manifestaciones. Pero al mismo tiempo, el hombre, aunque trascienda de un todo, es parte de él. El todo, del cual el hombre forma parte, es la sociedad y es ella la que debe tener como fin el bien común de las personas que la componen. Estos conceptos llevan a la visualización del hombre como persona en función comunitaria, con sentido solidario, para lograr el bien común.

Diversos grupos católicos que adherían al pensamiento de Maritain formaron en 1939 la Unión Demócrata Cristiana en la ciudad de Buenos Aires y en 1940 la Unión Federalista Demócrata Cristiana y la Unión Democrática Cristiana, en Córdoba. Estos grupos eran independientes entre sí, pero su denominador común, era el repudio al nacionalismo católico de inspiración fascista.

En los primeros años de esa década ya militaban en los distintos grupos demócratas cristianos algunos de los hombres, que a fines del
gobierno peronista, formaron el Partido Demócrata Cristiano. Entre ellos estaban: Manuel V. Ordoñez, Oscar Puiggrós, Ambrosio Romero
Carranza, Salvador Busacca, Lucas Ayarragaray, Jaime Potenze y Jorge García Venturini. En 1945, año de gran agitación política en la
Argentina, surgieron nuevas agrupaciones identificadas con el pensamiento democristiano, en distintas ciudades del interior del país.

En el año 1950 desapareció en Córdoba la Unión Democrática Cristiana; ese año fue fundado el “Ateneo Social Cristiano”. De ese grupo surgió el Partido Demócrata Cristiano en 1954, en el que militaron entre otros, José Antonio Allende, Manuel Ordoñez, Lucas Ayarragaray, Tomas Lewi, y Horacio Sueldo. En este año apareció la revista “Polémica” dirigida por Leopoldo Pérez Gaudio y fue el enlace para que los distintos grupos democristianos del país, decidieran realizar una especie de Congreso que en principio iba a ser realizado en Córdoba. Finalmente el Encuentro se realizó en Rosario los días 8, 9 y 10 de julio de 1954. De allí surgió la “Junta Promotora Nacional de Partidos Políticos Provinciales de inspiración Demócrata Cristiana”. Esta formación constituyó el paso más decisivo para la fundación del PDC, y esta Junta, desde el momento que empieza a ejercer sus funciones, toma el carácter de cuerpo directivo de una agrupación política

En diciembre los democristianos realizaron una Convención Nacional en Córdoba donde dejan constituida una Junta Nacional integrada por: Lucas Ayarragaray como presidente, José Antonio Allende, Manuel Ordóñez, Juan T. Lewis, Francisco Cerro, Juan C. Ricci, Ricardo Dussel, José A. Millán, Angélica Fuselli, Carlos Imbaud y Guillermo López. Al mismo tiempo emitió una Declaración de Principios, dio a conocer un Programa y redactó su Carta Orgánica Federalista.

En los comicios para convencionales para integrar la Convención Constituyente de 1957, que debía reformar la Constitución de 1853, la Democracia Cristiana obtuvo 8 representantes: José Antonio Allende, José Amado, Lucas Ayarragaray, Luis M. Duarte, Juan T. Lewis, Miguel A. NessaBoeri, Horacio J. Peña y Juan C. Ricci. Con motivo de las elecciones del 23 de febrero de 1958, el Partido convocó a la Convención Nacional con el fin de elegir la fórmula presidencial. Hubo dos líneas: “Unidad y Avanzada”, que sostenía las candidaturas de Lucas Ayarragaray y Horacio Sueldo y representaban los sectores del partido comprometidos con postulados reformistas y progresistas en lo económico y social; y “Acción e Interior” que apoyaba las candidaturas de Manuel Ordoñez y M. A. Nessa Boeri, que respondían al sector del partido que adhería a los principios del liberalismo económico. En la votación se impuso “Unidad y Avanzada” y los candidatos se convirtieron en Presidente y Vicepresidente respectivamente. En las elecciones generales la fórmula Demócrata Cristiana obtuvo 280 000 votos.

Durante el gobierno de Arturo Frondizi, la DC adoptó una postura marcadamente opositora y al mismo tiempo se acentuaron las diferencias internas que evidenciaron profundas discrepancias doctrinarias. Esto motivó la realización de una Convención Nacional que sesionó en Córdoba los días 20, 21 y 22 de febrero de 1959. De ésta surgió una Junta Transitoria presidida por Lucas Ayarragaray y el debate ideológico se suspendió por seis meses. Cumplido el plazo, se realizó otra en Bahía Blanca, que eligió una Junta definitiva integrada por: Guillermo Fernández Gil (presidente) y José M. Holgado, Salvador Busacca, José Allende, Horacio Peña, Luis Morea, Teodosio Pizarro, Julio Álvarez, Ricardo Alcácer, Francisco Ramos Mejía y Marta Aldonado.

Junto con la elección de la Junta se definió la línea política en el marco del reformismo progresista, y la definitiva superación de los sectores que adherían al liberalismo económico. La mayoría de estos sectores se alejaron de la DC ingresando a otros partidos políticos como la UCRI o abandonando la actividad política. El documento señalaba: “… en el panorama de desorden institucional, inmoralidad pública, y escepticismo político que vive la Argentina, la nota dominante está dada por la crisis económica, el progresivo descenso del nivel de vida que ha llegado a límites de insuficiencia humana general…, puso énfasis en la necesidad de la plena vigencia de la democracia y sus instituciones sin proscripciones y en el reintegro a la vida política del país del peronismo”. La DC comenzó así una durísima oposición frente al gobierno de Frondizi y su Ministro de Economía, Álvaro Alsogaray.

Luego de la definición ideológica de la DC, ésta tomó una posición aperturista con el fin de hacer contacto con grupos estudiantiles sindicales y otros partidos políticos. El objetivo era ingresar a nuevos adherentes y darle una mayor dinámica, para convertirla en una fuerza de peso político nacional. También proponía alianzas políticas con otras fuerzas populares, nacionalistas y democráticas que se opusieran al liberalismo, al marxismo y a todos los extremismos. Esta línea de apertura fue liderada por Horacio Sueldo, seguido por José Antonio Allende, Enrique De Vedia, G. Fernández Gil, Francisco Cerro, Eduardo Elías Traboulsi, Ricardo Parera, J. Torres Bas, entre otros dirigentes.

Una vez caído Frondizi y para las anunciadas elecciones nacionales de 1963, el PDC da espacio como candidato a presidente al peronista Raúl Matera que en ese momento representaba al ala izquierda del justicialismo con Horacio Sueldo como candidato a vicepresidente. Sin embargo, Matera es proscripto y la fórmula terminó siendo Horacio Jorge Sueldo-Francisco Cano.

En las elecciones de 1973 que dieron el triunfo al justicialismo, las fuerzas democristianas se dividieron y se agruparon en dos fracciones: El Partido Popular Cristiano liderado por  José Antonio  Allende, el que formó parte del Frente Justicialista de Liberación y el Partido Revolucionario Cristiano, orientado por  Horacio Sueldo, que se negó a tal entendimiento, acercándose al Partido Intransigente y conformando la Alianza Popular Revolucionaria, efectuando una de las elecciones más importantes de su historia. Ambas alianzas colocaron Senadores y Diputados Nacionales DC entre ellos José Antonio Allende, Francisco Cerro, Pichi Lucena y diputados nacionales como Horacio Sueldo, Eduardo Elías Traboulsi, Salvador Busacca, entre otros.   Después del Proceso de Reorganización Nacional, época dictatorial más criminal de la historia Argentina, el partido volvió a unirsecon una gran colaboración e influencia de Monseñor Osvaldo f. Musto, siendo el primer gesto de unidad que da una fuerza política en la Argentina y en las elecciones de 1983 presentó la fórmula Francisco Cerro-Arturo Ponsatti,  colocando como diputado nacional a Augusto Conte habiendo sido la DC una de las artífice de la recuperación de la Democracia y defensora de los Derechos Humanos, recordando nombres comprometidos como Carlos Auyero, Eduardo Pimentel, Guillermo Frugoni Rey, Néstor Vicente, Eduardo Elías Traboulsi, Esio Ariel Silveira, Mario Marturet, Carlos Pichón Noguera entre otros.

En las elecciones de 1989 integró la alianza Frente Justicialista Popular en conjunto con el justicialismo, el MID, el MOPALI y otros partidos. La fórmula Menem-Duhalde triunfó pero al poco tiempo el PDC abandonó dicha alianza por no compartir cuestiones esenciales de la política económica y de la transparencia de la gestión.

En 1995 apoyó la fórmula del FrePaSo en conjunto con el Frente Grande, el partido PAIS y la Unidad Socialista integrada por los partidos Socialista Popular y Socialista Democrático. La fórmula estaba integrada por Bordón-Álvarez.

En 1999 integró a través del FrePaSo, la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación que ganó las elecciones con la fórmula Fernando de la Rúa-Álvarez obteniendo el 48,37% de los votos, obteniendo una banca por el distrito porteño José Luis Lanza.

Por fin, en 2003, volvió a presentarse solo con la fórmula Manuel Herrera – Eduardo Cúneo con la que logró el 0,26% de los votos positivos emitidos.

En las elecciones del año 2007 la Honorable Convención Nacional determinó el apoyo a la fórmula presidencial Cristina Fernández de Kirchner/Julio C. Cobos, instruyendo a la Junta Nacional encabezada por quien asumía en ese momento la presidencia nacional  Carlos Lionel Traboulsi hacerlo a través dela integración a la Confederación Plural liderada por Julio C. Cobos, que luego fuera absorbida por el Frente para la Victoria en una decisión inconsulta de Néstor Kirchner y que, a pesar de ganar las elecciones por amplio margen,  causó graves daños a la estructura partidaria generando a partir de allí la pérdida de la personería política en la mayoría de los distritos electorales.

En las elecciones de 2011, apoyó la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde obteniendo un cuarto lugar con el 5,86% de los votos.

En el año 2014 la Democracia Cristiana cumple 60 años de existencia y sus autoridades encabezadas en ese momento por Juan Fernando Brügge  iniciaron una ronda de conversaciones con las distintas fuerzas políticas nacionales  a los fines de evaluar las mayores coincidencias para llevar al seno de la Honorable Convención Nacional las alternativas para que esta decida la estrategia electoral del año 2015.

El 1 de diciembre de 2014 se resolvió en un acto público en el teatro Astros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, proclamar la pre candidatura a presidente de la Nación del Dr. José Manuel De la Sota, Gobernador de Córdoba.

Para las PASO 2015 el partido Demócrata Cristiano participó como parte integrante en el Frente UNIDOS POR UNA NUEVA ALTERNATIVA – UNA – que lleva como pre candidatos a Presidente de la Nación a José Manuel De la Sota y Sergio Massa.

En las elecciones Presidenciales de Octubre de 2015 la Democracia Cristiana Argentina como socia del Espacio UNA/FR acompañó la formula encabezada por Sergio Massa, lugar en el que permanece en la actualidad y obtuvo un Diputado Nacional por el distrito de Córdoba Juan Fernando Brügge.

En las elecciones distritales del 22 de Octubre de 2017 la Democracia Cristiana Porteña participó dentro de la alianza electoral denominada
“VAMOS JUNOTOS” que llevó de candidata a Diputado Nacional a Elisa Carrio y encabezando la lista de legisladores de la Ciudad a Andy Freire.
Esta lista obtuvo un triunfo histórico con el 51,08% de los votos emitidos, habiendo sido electo en dicha oportunidad como Legislador suplente por el
período 2017/2021 el presidente del PDC porteño Carlos Lionel Traboulsi.

En el año 2018 el Gobierno Nacional habilita en la Sociedad y en el Congreso Nacional el debate sobre la Interrupción voluntaria del embarazo.  Siendo la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural para la Democracia Cristiana Argentina un tema central de la doctrina humanista,  asume un rol protagónico en la defensa de las 2 vidas.  Se organiza y arman dos movimientos por la vida:   Unión Pro Vida donde está la Democracia Cristiana Porteña y Marcha por la Vida.  Posteriormente se unen ambos grupos conformándose un sector Pro vida con 153 organizaciones de todo el país siendo el UNICO partido político integrante del espacio el Partido Demócrata Cristiano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A partir de su Diputado Nacional Juan Fernando Brügge y los dirigentes distritales se encabeza una lucha que comienza para quedar instalada en la sociedad por mucho tiempo más allá de las circunstanciales mayorías legislativas actuales.

La Argentina se dividió en dos grandes bandos que pareciera no tener forma de reconciliación usando pañuelos identificatorios de colores verdes los abortistas y de color celeste los defensores de las 2 vidas.

Masivas marchas por todo el país pidiendo por  la defensa de las 2 vidas.  Una sociedad mayoritaria dormida que a partir de este tema empezó a despertarse, siendo la DC canal de expresión de muchas personas.

                  En el proceso electoral del año 2019 por decisión de la Convención Nacional el PDC resolvió integrar el espacio denominado CONSENSO FEDERAL que lleva la formula presidencial Roberto Lavagna – Juan Manuel Urtubey.

                  El 20 de junio luego que al distrito porteño se le impidiera participar activamente de las PASO con lista propia representando el sector celeste, se resolvió por unanimidad de las autoridades partidarias sumada a las representaciones de sectores celestes, retirarse de la alianza CONSENSO FEDERAL y participar solos del proceso elecccionario como PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO, bautizando el espacio interno como CIUDAD CELESTE POR LA VIDA Y LA FAMILIA.  Este decisión significo la unidad del espacio conocido popularmente como OLA CELESTE en la Ciudad de Buenos Aires y más allá de las distintas visiones que sus integrantes tienen en cuanto a la fórmula presidencial, se está convirtiendo en la única opción electoral posible de Senador Nacional, Diputados Nacionales, Jefe de Gobierno, Diputados de la Ciudad y Comuneros 100% pro vidas representando al 40% mínimo del electorado de la Ciudad.

                              La Democracia Cristiana Porteña crece, la Ola Celeste se afirma y empieza un nuevo sol a alumbrar la vida de todos los argentinos con coraje, proyecto y esperanza.  Seguimos haciendo historia y ahora vos sos parte de ella.

El 12 de agosto de 2019 se llevaron a cabo las elecciones PASO en la que a pesar del entusiasmo no pudimos superar las mismas producto de la falta de capacitación y ausencia de costumbre de corte de boleta en el vecino, habiéndose dificultado la posibilidad de cortar boleta y estar participando en las elecciones.

Frente a esa situación se decidió por unanimidad de la Junta Ejecutiva del distrito porteño junto a referentes de distintos sectores pro vida que nos vinieron acompañando, como así de militancia y dirigencia partidaria dar un apoyo a la fórmula Horacio Rodríguez Larreta/Diego Santilli a fin de lograr la reelección en primera vuelta en las elecciones generales del 27 de octubre de 2019 de la misma, sobre la base de acuerdos programáticos que nos permitieran llevar adelante proyectos concretos que tiendan a equilibrar el gran desfasaje ideológico que veíamos en la Ciudad.  Es así que se participa en la campaña consiguiendo la fórmula a Jefe y Vice Jefe de Gobierno la cifra histórica del 55,90% de los votos, obteniendo por primera vez en la Ciudad la reelección en primera vuelta.  Esto nos ha llenado de alegría y seguimos creciendo.

El 15 de agosto de 2019 asume por primera vez en la historia de la Democracia Cristiana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una mujer, la Dra. María Alejandra Muchart, siendo ello un hecho trascendental para el crecimiento partidaria que permitió la incorporación de muchas mujeres a la vida interna partidaria.

Documento final primer congreso nacional ideológico Huerta Grande Córdoba. año 2014

Descargar aquí

"

Democracia Cristiana

Combate de los Pozos 1051 (1222) Ciudad Autónoma de Buenos Aires Reuniones Junta Ejecutiva: Jueves 20:00 hs. Correo electrónico: info@democraciacristiana.com.ar Teléfono: (11) 7503-4963
septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
« Jun    

Visitanos