Padre Luis Farinello – Compromiso Cristiano en la Política

Padre Luis Farinello

COMPROMISO CRISTIANO EN LA POLÍTICA

El hecho de ser cristianos nos da una entidad muy especial, todos sabemos lo que es el cristianismo, todos sabemos ese mensaje de fuego que JESUS nos dejó, todos hemos tenido alguna vez de alguna manera una experiencia profundamente religiosa, que nos hizo conmover, que nos ha de alguna manera convertido, que nos ha marcado y que es todo un estilo de vida. Lo primero sería hablar un poco de esto, de lo que significa JESUCRISTO para el hombre, para la historia, para nosotros concretamente, creo que todo lo que después vendrá tiene que tener este basamento JESUCRISTO, que eso es ser cristiano, el identificarse con él, que él vaya tomando, por así decirlo poder sobre nosotros.

La religión nos urge, nos quema, lo que decía SAN PABLO “El amor de JESUCRISTO me urge, me impulsa, me quema”, y no podemos entonces dejar de gritar, de actuar, de vivir, de testimoniar, porque él es como el ESPÍRITU DE DIOS, que nos quema, con un fuego que nos empuja, con un viento huracanado, esto es la religión.

Cuando uno se encontró verdaderamente con JESUCRISTO ya no es el mismo, ya nunca podrá dormir tranquilo, está siempre como urgido, empujado, y todo lo que hace le parece poco y quiere consumirse en su mensaje, en su proyecto; creo que para nosotros los cristianos esto es lo primero, convertirse, que esto nos lleva a la vida, mi vida es la de JESUCRISTO, todo comienza aquí, si no estamos convertidos en JESUCRISTO lo que hagamos será más de lo mismo. Entonces para poner a JESUCRISTO en los distintos ambientes hay que convertirse en él, entenderlo, amarlo, masticarlo, rezarlo, meditarlo y que sea NUESTRO SEÑOR.

Y esto, auténticamente JESUCRISTO nos lleva a la Política, es como inevitable, vos te tomas en serio a JESUCRISTO y terminas comprometido en la Política, porque la política es la herramienta imprescindible y necesarísima para estructurar las relaciones humanas según el REINO DE DIOS; entonces cuando uno es adulto en la fe, esa meditación termina con el compromiso político, y GHANDI expresa: “Porque soy profundamente religioso, porque creo profundamente en Dios, hago política”.

Es así cuando uno entró en JESUCRISTO, está urgido a comprometerse en política, para que las estructuras de los hombres sean según el REINO DE DIOS, porque si todo comienza en JESUCRISTO, uno comienza a ir a la Parroquia, y ahí algunos trabajan en Cáritas, otros en la Catequesis, está bien, es imprescindible y es el comienzo, pero si uno va creciendo en la fe, la catequesis es poco, cáritas es poco, porque los pobres son cada vez más y los recursos cada vez menos, y uno va descubriendo la necesidad de la política, como amor al prójimo, porque esto es la política, servicio al hombre.

La política es la herramienta imprescindible, bellísima, el arte de las artes, como dice SAN AGUSTÍN “la política es el amor exquisito; el político debiera ser (porque normalmente es al revés) el más bueno, el más capaz, el más santo, el más creativo, el que está siempre pensando y soñando, como hago para que la mesa sea más grande, como hago para que el pan, para que la libertad, para….., como hago para que nadie quede marginado de la dignidad”. Este es el político, el que se desvive, el que lava los pies, el que sueña, el que organiza.

El hombre está urgido por el amor, que quiere que sus hermanos vivan como tales, y esta es la política el AMOR EXQUISITO, nadie lejos del pan, nadie lejos de la dignidad, esto es, todo comienza con JESUCRISTO y por madurez de la fe termina en el compromiso, y dice JUAN PABLO II “no se entiende un cristiano sin que sepa en que mundo vive y como son las relaciones de los hombres, no se entiende un cristiano sin esta dimensión del amor político”.

El Papa BENEDICTO XVI dice “la fe no indica inmediatamente recetas políticas, pero indica los fundamentos; por una parte la política tiene su autonomía, pero por otra parte no hay una separación total entre política y fe. Existen fundamentos de la fe que crean después un espacio libre para la razón política”.

Y esto es propio de los laicos, son los que se van a santificar en este terreno, los que tienen que llevar el REINO DE CRISTO a las estructuras de los hombres y pobres si no lo hacen, DIOS les pedirá cuentas, serán cobardes si no hincan el diente a este compromiso de estructurar al mundo según JESUCRISTO, según su REINO, el laico es el que trabaja en el siglo, en lo secular, el laico es el encargado de llevar a JESUCRISTO al corazón de los hombres y a las estructuras de los hombres.

Que lindo es recordar estas cosas, quien es JESUCRISTO, como nos convierte, como nos urge, como nos insta al compromiso político, que es el amor exquisito, el amor más sublime; la política nos consume, nos gasta la vida, que mundo tan difícil el de la política, tan lleno de intereses mezquinos, porque ahí el hombre demuestra su enfermedad por el poder, y las coimas, y los negociados, lo que dice la gente, la política es sucia, bueno eso que es lo más sucio, ahí tenemos que llevar a JESUCRISTO, todo esto se hace con grandeza y con humildad, las grandes empresas son para los grandes hombres, cuantas cosas se han frustrado en la historia por falta de grandeza y humildad, cuantas cosas que han nacido bien se frustran por la mezquindad de los mediocres, los que no comprenden, los que no sueñan, los que no saben dar un paso al costado, los que no saben renunciar para el bien común, sino que se sienten ellos el ombligo del universo y todo tiene que pasar por ellos, que tienen que ser la figura o la cara visible; por eso la política también es el lugar donde hace falta la grandeza y la humildad.

Creemos que en el país hace falta una voz del SOCIAL CRISTIANISMO, más evidente, más fuerte, más metido en los momentos de tanta obscuridad que vivimos, tanta corrupción; ustedes saben, no nos queda Patria, no nos quedan valores, es un momento muy triste, muy desalentador, y en estos momentos entonces el social cristianismo. El cristianismo tiene mucho que decir, tiene una doctrina riquísima, tiene una presencia bien encarnada, es el momento en que cuando muchos “cristianos” se borran, o cuando muchos dudan, o cuando muchos dicen la política es sucia, nosotros tenemos desde JESUCRISTO con su doctrina, una presencia encarnada.

Debemos volver a beber de las aguas de nuestro propio pozo, de nuestra propia historia, de nuestro propio pueblo tantas veces frustrado y burlado, una vez más empezar a soñar, a aportar, y con esa fortaleza de espíritu hacer frente a tanto neoliberalismo que empobrece y margina, como a las doctrinas materialistas ateas, precursoras del odio y la denigración del hombre, y ofrecer a nuestros compatriotas la alternativa cristiana y nacional.

Democracia Cristiana

Combate de los Pozos 1051 (1222) Ciudad Autónoma de Buenos Aires Reuniones Junta Ejecutiva: Jueves 20:00 hs. Correo electrónico: info@democraciacristiana.com.ar Teléfono: (11) 7503-4963
diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
« Jun    

Visitanos